Periodontal Disease

Enfermedad periodontal

La palabra periodontal significa "alrededor del diente". La enfermedad periodontal ataca las encías y el hueso que sostiene a los dientes. La placa es una película pegajosa de restos de comida, bacterias y saliva. Si la placa no se elimina, se convierte en cálculo (sarro). Cuando la placa y el sarro no se quitan, comienzan a destruir las encías y el hueso. La enfermedad periodontal se caracteriza por encías rojas, hinchadas y sangrantes.

Cuatro de cada cinco personas tienen la enfermedad periodontal ¡y no lo saben! La mayoría de las personas no son conscientes de ello porque la enfermedad es generalmente sin dolor en las primeras etapas.

No sólo es la principal razón para la pérdida de los dientes, sino que la investigación sugiere que puede haber un vínculo entre la enfermedad periodontal y otras enfermedades tales como, derrame cerebral, neumonía bacteriana, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, y un mayor riesgo durante el embarazo. Los investigadores están determinando si la inflamación y las bacterias asociadas con la enfermedad periodontal afecta a estas enfermedades y afecciones sistémicas. Fumar también aumenta el riesgo de enfermedad periodontal.

Una buena higiene oral, una dieta equilibrada, y las visitas regulares al dentista pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad periodontal.

Los signos y síntomas de la enfermedad periodontal:

  • Sangrado de las encías – Las encías nunca deben sangrar, incluso cuando se cepilla vigorosamente o se use hilo dental.
  • Dientes sueltos - También causadas por la pérdida de hueso o fibras periodontales debilitadas (fibras que sujetan el diente al hueso).
  • Nuevo espacio entre los dientes - Causado por la pérdida de hueso.
  • Mal aliento persistente - Causada por las bacterias en la boca.
  • Pus alrededor de los dientes y las encías - Señal de que hay una infección presente.
  • Retracción de las encías - Pérdida de encía alrededor de un diente.
  • Encías hinchadas y rojas – La encías nunca deben estar rojas o inflamadas.
  • Sensibilidad o malestar - La placa, el sarro y bacterias irritan las encías y los dientes.